ANÁLISIS - Emily is away too


 Emily is away too es un juego sencillo en donde sin darte cuenta acabas dentro de él recordando, seguramente, algún momento de tu pasado.

Emily is away too es una historia en donde estarás hablando con tus amigos, surfeando en internet e intentando, si así quieres, sacar todos los finales posibles.

Ya solamente al entrar es un juego de una apariencia bastante nostálgica y, para ir abriendo el apetito, tendremos lo siguiente:

Emily, who is Emily? My mother would say she's everyone. Every girl, every boy, every person that anyone has ever loved.


Y desde luego que en algún punto de esta historia habremos sido Emily. 

El juego consta de 5 capítulos en donde iremos, como si del pasado se tratase con ese diseño y esos colores, hablando con amigas como si fuese a tiempo real. Tendremos la opción de fingir que tecleamos y vaya apareciendo las letras como si estuviésemos nosotros mismos haciendo esto y, la verdad, es que es un añadido que te hace sumergirte muchísimo más dentro de la historia.

Entre idas y venidas vamos viendo como el tiempo avanza y nos hacen elegir: qué tipo de música nos gusta, cómo podemos ayudar a nuestra amiga en situaciones difíciles o qué querremos realizar en nuestro futuro. Algunas de nuestras elecciones marcarán de forma importante el final o transcurso de la historia.

Entre estos temas serios realmente el juego te hace sentir increíblemente bien. No solamente por su historia tan casual y el hecho de que tengamos situaciones que en algún momento hemos vivido, sino también por construir un mundo "falso" de una manera tan increíble.



Youtoob o Facenook son algunas de las páginas que han conseguido emular y que seguimos utilizando hoy en día. El diseño es fantástico y cómo han llegado a construir los personajes de una manera tan simple y tan sencilla también.

Honestamente, ya el hecho de que te lleguen a enviar esos enlaces y ves que funcionan es un pasatiempo y una experiencia bastante positiva dentro del juego.

Y no solamente eso, para un juego que realmente se ve tan simple es bastante complicado y muy detallista: ¿que tu amiga necesita pasarte una conversación de su ex? No pasa nada, de manera inocente aceptas un archivo y resulta que lo has descargado de verdad en tu PC.

¿Cómo que está en mi escritorio? ¿De verdad? Me quedé mirándolo durante un rato y, efectivamente, ahí se encontraba.

Todos estos añadidos hace que todo sea tan casual y perfectamente hecho con cuidado que a veces te preguntas cómo un juego con tantos detalles pueda valer tan poco dinero.

También entre toda esta historia el juego guarda unos secretos que le pone la guinda al pastel a una experiencia maravillosa: los avatares en nuestro perfil. 

Podemos ir desbloqueando uno con cada capítulo o, quizás, si no tienes tanta paciencia puedes desbloquearlo tú mismo con los códigos que están por ahí circulando en internet.




En mi caso fui corriendo a desbloquear el de mi juego preferido, Va-11 Hall-A así que una vez equipado... me saltó un chat.

Creo que los detalles como estos me parecen increíble y es que en ese chat tenía un rol delante de mí del propio juego, con alguna de las escenas que han sucedido dentro de Va-11 Hall-A y que volvía a recordar ahí. 

¿Pero qué era eso? ¿Qué estaba pasando? No te niego que acabé chillando sentada en la silla pero, una vez habiendo pasado este momento tan increíble, me puse a buscar otros avatares más.

Muchos de ellos desbloquean nuevos chats y unas situaciones bastante agradables y cómicas, haciendo que no solamente tengas ganas de seguir explorando sino también de aprovechar y darte un respiro de lo que se avecina dentro del juego.

Dependiendo de cómo hayas respondido y elegido durante el curso de la historia puedes desbloquear distintos finales. Realmente uno de ellos, en donde la cosa no fue tan bien, fue increíble el cómo poder ver desde el otro lado cómo algo se puede romper de manera tan rápida, algo como la confianza o lo que se ha construido durante tanto tiempo. En estos momentos dentro del juego te hace ser una persona más cautelosa y te hace replantear como si en la realidad fuese cosas como... ¿de verdad está pasando esto? ¿tendría que haberlo cambiado? ¿por qué no lo vi de esta forma?

Siempre puedes aprender, mirando desde fuera, algo más en situaciones difíciles.


Sin lugar a dudas Emily is away too es un juegazo increíble con unos guiños maravillosos y que tiene el tiempo de duración justa. Hasta me atrevería a decir que debería durar más. Con un mimo increíble que le han dado al juego junto con sus detalles creo que es un título que, sin lugar a dudas, deberías estar jugándolo ya.

Puedes encontrarlo en Steam a 4,99E en su precio original.


Comentarios