ANÁLISIS - Va-11 Hall-A: Cyberpunk Bartender Action





 Va-11 Hall-A: Cyberpunk Bartender Action es un juego tan bueno que realmente no sé cómo no lo había jugado ni tenido antes en mis manos.


Desarrollado por Sukeban Games, es una novela cyberpunk visual el cual nos contará una historia y, nosotros, quienes seremos partícipe de ella y quien nos contará todo será Jill Stingray, una chica la cual trabaja en el bar Va-11 Hall-A a punto de cerrar sirviendo copas en Glitch City.

Aunque nos encontremos en un mundo distinto, en donde los robots ahora son más humanos que nunca y en donde surgen muchos conflictos sociales, seguiremos tratando muchos temas que llevan entre nosotros desde que el mundo es mundo.

Dentro del bar, el cual será donde pasemos el mayor tiempo, tendremos un menú bastante sencillo, muy intuitivo y realmente con un apartado visual que quita el hipo. Siempre me ha encantado este tipo de novelas visuales y en esta ocasión han acertado de lleno.

Los colores vibrantes nos hará siempre mantener nuestra atención a todo lo que rodea el juego y, también esto se desplaza a todo: decoración, las bebidas, el bar, los personajes...

Dentro del bar incluso podremos manejar algunas cositas como la televisión y, también, la playlist en donde podremos pasar a otra canción si así lo creemos convenientes.




Cada uno de los personajes e historias están bien pulidas. Algunas conectadas unas contra otras y jamás veremos un personaje que realmente no tenga sustancia, que no sea aburrido. Incluso un perrito bastante majo, el cual será que no de tanta historia, nos parecerá interesante.

Jill es el centro de todo y veremos junto a ella todo lo que ocurre: cuando otros personajes nos cuentan sus miedos, cuando se abren con nosotros y cuando deciden volver tratándonos ya como sus amigos. Vemos una evolución en la relación de Jill, nuestra protagonista, con los clientes dentro del bar.

Mientras nos cuentan todas estas historias iremos sirviendo algunos cócteles y otras bebidas un poco más 'peculiares' a nuestros clientes que se acercan a pasar el rato dentro del bar. No tendremos opción de elegir qué decir en algunas de las conversaciones y nos limitaremos, en todo el juego, a leer y servir copas. Solamente podremos cambiar el rumbo de la historia si, en algún momento, nos equivocamos en algún pedido o lo hacemos muy mal lo que puede afectar al personaje, sus respuestas y el final que desbloquearemos dentro del juego.



Pese a esto, cabe destacar que las historias que se plantean dentro el juego no son para nada aburridas, ni planas, ni nada negativo. En ellas podemos tratar muchas situaciones como la depresión, la sexualidad sin ningún tapujo al igual que las prácticas sexuales, las facetas ocultas del ser humano y situaciones actuales dentro de la ciudad de Glitch (poder, dinero, conflictos...).

El hecho de que nos pongan esto de una manera ligera, es decir, aunque sean temas muy profundos, bien explicados y bastantes largos de desarrollar se hace realmente fácil el poder seguir con la historia, creando de una manera inconsciente un lazo con la persona a la que tenemos en frente y, también, haciendo que nuestro personaje llegue a sentir un poco de afecto por este tipo de personas (aunque muchas veces le cueste aceptarlo).

Jill, también tiene su pasado y también tiene su historia. Hablando con estos clientes o con su amor platónico, su jefa; u otros compañeros de trabajo ella nos irá contando un poco más sobre situaciones que la atormentan y veremos en ella un cambio de comportamiento.

 Nuevamente, nosotros apenas podremos elegir nada de la conversación, solamente nos permitirán elegir alguna que otra vez dentro de algún minijuego que se nos plantea a lo largo de la historia. Minijuegos divertidos, nada que nos haga pensar y, por supuesto, que dan un poco de relax al hecho de estar siempre dentro del bar.

Pero, por supuesto, no viviremos ni comeremos dentro del bar. Aunque lo veamos el 90% del juego, también iremos a casa y terminaremos nuestra jornada laboral. En esta ocasión el juego ha hecho algo bueno, pero quizás no es algo tan importante y que se podría haber pulido un poquito más.

Cuando terminamos de servir copas y cambiar vidas, volveremos a casa y, por supuesto, algo tendremos que hacer con este dinero  y estas propinas que ganamos cada día. Pues ahí entraría la dificultad: el tener que ahorrar dinero para poder pagar los antojos de nuestra protagosnita y las facturas.



Aunque si bien es cierto que los precios de las facturas y sus caprichos son algo desorbitados (más lo primero que lo segundo), realmente no se hace difícil conseguirlo.

Mezclar copas no es difícil y más si cuentas con un libro que te ayuda. Las veces que un cliente te dice "lo de siempre" y tú tienes que recordarlo son pocas por lo que cadajornada laboral ganarás bastante dinero (si te equivocas, te penalizan). Entonces, como consecuencia, vamos a ganar dinero como para poder pagar las facturas y, no sé si comprarle algún capricho a Jill pero al menos las primeras necesidades estarán cubiertas.

Si decidimos no comprar lo que a nuestra protagonista se le antoja, pasará a estar despistada pero, es algo que muchas veces tendremos que hacer para poder ahorrar para el alquiler de ese mes y no dormir en la calle.

Pese a esto, el juego no te penaliza mucho. He probado a estar varios días sin comprarle nada y, aunque sí es cierto que Jill anda en una nube, lo que obtendremos es que no recordará el nombre del pedido de los clientes, pero, aun así, ¿qué dificultad añadiría? Para mí ninguna.

Como mencioné, casi nunca te tendrás que acordar de lo que un cliente quiere y te lo dirá  en la frase anterior a que comiences a mezclar las bebidas por lo que solamente tendrás que repetir el nombre en alto y muy fuerte para que no se te olvide mientras lo haces.

Como verán para mí las cosas positivas pesan más que lo que, bajo mi propio punto de vista, he encontrado yo de cosas negativas dentro del propio juego. En sí, todo su conjunto es increíble y la historia y el estilo del juego hace que sea un título que, sin lugar a dudas, merece la pena comprarlo y disfrutarlo.

Lo tenéis para PS4, Nintendo Switch, PSVITA, PC y MacOS. | Jugado en: Nintendo Switch.




Comentarios