ANÁLISIS - Best Friend Forever

Si ya tener perretes hace que un juego sea perfecto, imagínate ir a citas y descubrir aún más perretes. Esto es gracias a Best Friend Forever.


 Best Friend Forever es un juego que me llamó la atención, principalmente, porque aparecía un Shiba en él pero, tras descubrirlo, me parecía algo que debería jugar sin lugar a dudas.

Quiero intentar tocar varios temas en cuanto a este título y ojalá que el café que me he tomado me ayude a despejarme y poder expresarlo de la mejor manera posible ya que puede ser un poco complicado.

De primeras toca un poco ir abriendo el apetito, exactamente, ¿qué es Best Friend Forever? Pues este título trata de criar a un perro y, de paso, vamos descubriendo el arte de poder ligar con otra gente que también tiene un perrito.

Llegamos a Rainbow Bay, un lugar en donde hay más perros que ciudadanos en él y es que todos tendrán al menos un perrito adoptado. Al llegar ahí nosotros no seremos menos por lo que iremos a adoptar a nuestro mejor amigo. En este caso, tocó escoger a un Shiba.

Nos darán una pequeña charla para poder cuidarlo y tendremos que pasar unos exámenes para que así estén seguros de que este amigo peludo está en buenas manos (en las nuestras).

Con unos gráficos bastante atractivos y, si me permiten la palabra, también cuquis, empieza nuestra nueva aventura solo después de habernos apuntado a una app de citas para ir conociendo a gente.

 Iremos descubriendo esta ciudad en donde nos dará la bienvenida gente, iremos teniendo citas, mejorando nuestras relaciones y, todo esto, con unos dog events de nuestra mascota en donde tendremos que prestar atención de hacerlo correctamente.


Pero vamos por partes:

1. Hablemos sobre este dating simulator:

Debo reconocer que este tipo de novelas visuales me encantan porque los personajes siempre suelen ser bastante carismáticos o con una historia que engancha. Creo que no hay nada diferente a otros juegos similares que haya podido ver antes, solamente el añadido de estos eventos con nuestro perro. 

Es algo que le da un poco más de realismo ya que en medio del cortejo de repente a tu perro le da por tirarse un pedo o por hacer caca y, claro, muchas veces tienes un tiempo en concreto para poder hacer algo como consecuencia a lo que hace tu perro.

Creo que esta parte inesperada lo hace mucho más entretenido y, como se mencionó anteriormente, más real.

En general me gustó las citas que podemos tener y las historias son bastante buenas. Quizás me hubiese podido gustar que tuviese más duración pero tampoco es algo tan negativo. Los diálogos tienen una forma de engancharte a las historias, a tus citas y la gente que te rodea. Da igual que sean estas citas o interacciones con un tono romántico o no.


2. ¿Y qué tal el cuidar de nuestro perrete?

Creo que esta parte es un añadido bastante entretenido ya que no es un adorno dentro de la historia. Podremos ir forjando una mayor amistad con nuestro perro, ir mejorando algunas de sus habilidades para que así puedan ver, en los exámenes con la veterinaria, que estamos cuidando bien de nuestro compañero peludo.

El hecho de que este título gire sobretodo en torno al amor hacia los animales (concretamente en los perros) es algo también muy bueno a la hora de demostrar el lado positivo de tener una mascota y de lo importante que estas son.

Además de los eventos que tendremos, de el tiempo para forjar una amistad y entrenarlo, también al final de cada día tendremos un pequeño momento para cuidar de nuestro compañero.

Se nos dejará realizar un límite de acciones y tendremos que escoger qué es lo que queremos hacer en base a sus necesidades.

Quizás esta es la parte negativa dentro del juego ya que quizás no deja del todo claro qué es lo que tenemos que hacer y puede ser, sobretodo al principio, bastante confuso para la persona.

Pese a este pequeño detalle, realmente no se hace para nada pesado ni irrelevante el que tengamos a nuestro perrete con nosotros durante todo el juego y, desde luego, se le da el protagonismo que realmente debe tener.



3. Los personajes y su amplia representación

Esta es la parte más positiva dentro del juego. Con el paso del tiempo se han estado incluyendo más y más personajes los cuales no son representada de una manera normativa. 

Tenemos total libertad de poder entablar una relación romántica independientemente de la persona. Podremos ver también representación de diferentes cuerpos o de personajes con, por ejemplo, un problema degenerativo de la vista. 

El hecho de tener este tipo de representaciones nos ayudan mucho más a normalizar todo lo que no se consideraba normativo. También que haya personajes como Anders y su perro guía puede ayudar a quitar algunos estigmas o suposiciones a la hora de salir con personas que, como él, tienen una vista reducida algo que ayuda de manera positiva ya que el juego puede llegar a muchas personas de todas las edades y hacer un buen impacto en estas.

En general, aunque no es un juego perfecto (y sería imposible que alguno lo fuese), y quizás se necesitara algunas pequeñas mejoras en la historia, es un juego bastante recomendable y disfrutable. Su principal cometido lo cumple y también es un título con el cual poder relajarte y disfrutar.

Tanto si lo ves en oferta como si no, creo que vale bastante la pena echarle el guante a Best Friend Forever y poder disfrutarlo. Recuerda que siempre puedes rejugarlo las veces que quieras para ir descubriendo más a los otros personajes. 


Comentarios