ANÁLISIS - Half Past FATE: ROMANTIC DISTANCING


 Half Past FATE: Romantic Distancing es uno de los títulos que más me han llegado emocionalmente y creo que es porque muchos nos hemos podido sentir identificados con la historia.

Ya encontrar el amor es una tarea que cuesta muchísimo pero, construirla detrás de una pantalla puede ser mucho más difícil. Y aunque parezca que hablamos de las relaciones en distancia (que también podrían entrar dentro de estas dificultades), este juego que salió el pasado 14 de febrero habla sobre lo difícil que es mantener el amor detrás de una pantalla cuando la pandemia aparece de repente.

Es Half Past FATE: Romantic Distancing un título que tiene unos gráficos y un arte que es más que exquisito, es precioso. Con un precio que es más que atractivo es el juego el que te hace realmente disfrutarlo y es que, aunque costara mucho más, podría decir que de verdad lo vale.

Un chico y una chica que se encuentran en una tienda y parece que la chispa ha surgido. Por desgracia sus planes se han visto un poco fastidiados por el hecho de que ha aparecido una pandemia y que tendrán que aplazar sus citas y atender a conciertos para cambiarlo por citas tras el ordenador. 

Jugando con ambos personajes iremos moviéndonos un poco entre la casa de cada uno e interactuando con cada uno viendo como su relación en esta época de pandemia va creciendo cada vez más. 

Es un título precioso el cual te hace ver lo difícil que puede ser querer a alguien pero no poder ir a verlo cuando quieras o poder hacer todas las cosas que tenéis pensados juntos. Y no solamente eso, también refleja mucho las incertidumbres y el miedo que puede generar situaciones así: aunque las medidas ya no sean tan estrictas, ¿podremos vernos? ¿y si nos ocurre algo? ¿por qué mejor no esperar? Son preguntas y miedos que uno va tomando a medida que va viendo cómo todo esto se desarrolla y que a muchos/as han podido ocurrirle. 

El amor es difícil de mantener pero en una época tan difícil y estando en cuarentena puede ser algo mucho peor y podremos sentirnos identificados y descubrir cómo estas situaciones pueden interponerse entre ambas parejas. 

Podremos movernos por su entorno y, aunque sea algo muy limitado, es lo suficiente como para que podamos disfrutar y descubrir un poco más del entorno de estos dos protagonistas. 

El juego desde luego que es corto, pero es más que suficiente para poder tomarles cariño y poder entender a la perfección como estas dos personas se sienten. Con unos altibajos dentro del juego, el final desde luego que me ha dejado con un bonito sabor de boca.

Sin lugar a dudas me parece también bonito y acertado que haya sido el propio 14 de febrero la fecha para lanzar este juego y más en esta época pandémica.

Desde luego es un juego que se disfruta desde el último segundo dejando algunas imágenes en pixel art demasiado bonitas como para no apretar ese F12 en tu teclado e inmortalizarlo para siempre.

Si no lo has hecho todavía, deberías hacerte con este Romantic Distancing para pasar la tarde con una manta y un buen café.

Comentarios