ANÁLISIS - Assemble with Care



Le tenía el ojo echadito a este juego ya que estéticamente me parece demasiado bonito. Si lo describo con mis palabras, entonces sería algo así un juego demasiado cuqui.

Assemble with Care es un juego que ya su propio título le hace spoiler: ensamblar con cuidado objetos de gran valor sentimental mientras vamos descubriendo la historia que hay detrás. Para ser más específica, restauradora de antigüedades.

Nuestra protagonista, Maria, es una chica que tiene una gran pasión por arreglar objetos y decide vivir sus aventuras en nuevos sitios y ganarse la vida arreglando los objetos de la gente que se encuentra en ese sitio.

Captura de Maria en Assemble with Care


Llega a Bellariva,  un lugar soleado en donde no sabe las nuevas historias por las que Maria se encontrará durante su estancia.

Con unos gráficos simples y unos colores realmente vibrantes, hay escenas que se encuentran dobladas en inglés haciendo que podamos asociar no solamente la imagen a una persona, un personaje, sino también su voz y conectar más con sus historias.

La forma en la que se plantea el juego me parece realmente interesante y es que está dividido por capítulos, para mí me hace recordar a una cinta de música en donde iremos pasando cada track que será un capítulo más de su historia. Historia que desde luego es mucho más interesante de lo que pintaba. De primeras al leer un poco de qué iba el juego tenía un concepto totalmente distinto y quizás en mi mente era ver objetos y repararlos por el afán de hacerlo, porque sí. Sin embargo me gustó el hecho de que cada objeto que se ponía en nuestras manos tenía una historia realmente preciosa detrás y que hace sentido en todo momento. 

Los personajes desde luego  tienen su personalidad individual definida, trasladando esto a los objetos que tenemos que restaurar y que ha hecho, al menos para mí, que esos objetos incluso pase a tenerles cariño por todo el trasfondo que hay detrás.

Assemble with Care reparacion de uno de los capitulos


Si hay algo que he mencionado en múltiples ocasiones es que soy bastante mala para los puzles y que aun así son los juegos que más me gustan, pero, por suerte, este título se ha apiadado de mí.

Debo decir (aunque no puedo afirmar) que está planteado para que nosotros como jugadores disfrutemos más de la sensación de poder arreglar los objetos y disfrutar de su historia más que hacer una reparación que sea realmente difícil. Es decir, que el jugador tenga la sensación en todo momento de que seguirá disfrutando sin tener la frustración de atascarse.

Aunque no duran mucho todos los capítulos, es su duración justa porque al fin y al cabo es algo repetitivo que realizamos todo el rato: conocemos a alguien, sabemos un poco de su historia, arreglamos el objeto, terminamos de escuchar la historia y así en bucle, por lo que la duración que le han dado es la justa para que no se sienta repetitivo.

Además de esto, tienes la oportunidad incluso de poder ir atrás en los capítulos anteriores ya sea porque se te olvidó un logro, porque te gustó  bastante y quieres repetirlo o porque sí.

Para mí, sin lugar a dudas, es un título precioso, con su duración justa y que viene genial para desconectar durante una tarde. Un café y a arreglar cositas en Assemble with Care. Mi favorito, sin duda, fue esa especie de Game Boy que aparecía en uno de los capítulos y en una de las imágenes que habéis podido ver más arriba. 

Si tienes la oportunidad de poder jugarlo, te lo recomiendo, sobretodo por su precio el cual es 6,59E aunque en muchas ocasiones lo podrás encontrar en oferta en Steam.

Assemble with care cafe expresso

Comentarios