ANÁLISIS - Coffee Talk



Desde hace mucho tiempo siempre he dicho que soy una adicta a la cafeína. En el buen sentido. Me encanta el olor a café, las bebidas en donde el barista ha decidido dibujarte una flor, o algo más simpático; el descubrir cafés distintos o el probar sabores y mezclas nuevas.

Es por ello que, si mi alma gemela es un videojuego, sería Coffee Talk.

Coffee Talk es un juego de Toge Productions que ha salido recientemente para casi todas las plataformas. En mi caso y desde lo que puedo hablar, es de haberlo jugado tanto en Switch como en PC.

Estaremos en Seattle, en el año 2020 y no estaremos rodeados solamente de gente humana de distintas nacionalidades, sino que en este juego estaremos en un mundo donde conviviremos con Orcos, Súcubos, Sirenas y muchos más que irán pasando por el café para compartir un trozo de sus vidas con nosotros.

Dentro de Coffee Talk, que así también es como se llama la propia cafetería, seremos un o una barista ya que en ningún momento hace referencia directa a nuesto sexo y tampoco se verá nuestra apariencia, haciendo que este toque nos haga incluso poder sumergirnos más dentro de la historia, imaginando que somos nosotros y, ¡eh!, que también podremos elegir el nombre que queramos.

Este lugar tiene algo especial, y no solamente nos daremos cuenta de ello a lo largo del juego, sino alguno de nuestros clientes lo irá diciendo y nos visitará más de una vez, como es el caso de Freya, que estará con nosotros a lo largo de toda la historia e iremos compartiendo el desarrollo de su vida profesional, de sus emociones y de lo personal.

Y, hablando de lo personal, es algo que veremos muchísimo. No solamente haremos cafés o bebidas frías, o dibujitos encima de ellos, sino que también tendremos historias.

Pero primero, iremos por partes.

El menú está realmente hecho de manera sencilla y de manera atractiva, teniendo un móvil a mano no solamente para poder mirar las recetas de las bebidas que hemos podido desbloquear, sino, también, par cosas mucho más interesantes: poder leer las noticias que ocurren en Seattle, poder cambiar la canción que está sonando en nuestro local o, también, ir desbloqueando información en Tomodachill, una red social, donde muchos de nuestros clientes compartirá con nosotros.





Y compartirán algo más que unas frases en la red social y es que, a través de nuestro café y de nuestro espacio contarán historias maravillosas.

Trataremos del amor, del sexo, las drogas, de lo difícil que puede ser la vida de un adolescente y también de la vida de un padre, de las elecciones en la vida, de nuestras metas y de los fracasos y un sin largo etcétera de situaciones reales (y algunas no tantas) que se nos plantean mientras damos sorbos de nuestra bebida preferida.

Realmente es algo interesante, porque no te plantean simples historias de ficción que también puedan atraerte, sino que te plantean historias, te lanzan frases, ves vivir el inicio y el final de muchas situaciones que te hacen empatizar mucho más y comprender otras cosas.


Esto es algo que vas disfrutando mientras lo compaginas con bebidas, descubres otras tantas y te alegras de ya saber lo que muchos clientes frecuentes le gusta pedir.

Bebida Le Menthol que puedes crear con leche, menta y limón

El realizar las bebidas es algo fácil, en cierto modo... No tenemos ninguna repercusión negativa como en otros juegos si nos equivocamos a la hora de servir lo que habían pedido por lo que estamos en una zona segura en donde aprender y aprender de los errores.

 También muchas veces la gente que llega te pedirá algo en específico y no lo tendrás desbloqueado por lo que tú mismo tendrás que ir improvisando y poder dar con la receta correcta. Esto sí es algo que puede ser divertido ya que desbloqueas bebidas que, visualmente, son preciosas y es una satisfacción el ver que tu mezcla no ha acabado en una bebida ponzoñosa.



Si tuviese que elegir cuál es mi bebida preferida, aunque es una elección difícil, sin duda alguna díria que la de Milky Way que se trata de leche, miel y menta.

Si también eres alguien que disfruta haciendo bebidas como yo, no te preocupes, no tendrás que esperar solamente a que te lo pidan durante la historia y es que también tienes dos modos dentro del juego: un modo a contrarreloj en donde te pedirán bebidas con cosas en concreto y deberás hacerlas correctamente y un modo libre, en donde podrás crear y experimentar o mejorar tu técnica de dibujo en el café.

Sin lugar a dudas Coffee Talk es un juego que merece la pena vivirlo y disfrutarlo. Su  precio en PC no llega a los 11 euros y, aunque se estima que son 3 horas de juego, no hay razón para que dure muchísimo más.

Comentarios

  1. que interesante, no conocía esto, y a mi también me encanta el café. Besos

    ResponderEliminar
  2. Me alegra mucho leer esto! Ya somos dos que nos encanta el café. ^_^

    Muchos besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar y alimentar este post