RESEÑA - Life is Strange 2: Cuarto Capítulo - Faith



Si todavía no has podido leer sobre los capítulos anteriores, te los dejaré por aquí:



Además de esto, he querido esperar de manera expresa una semana para poder publicar esto y así dejar algo de margen a aquellas personas que estaban siguiendo la historia. Si estás leyendo esto sin jugarlo y no quieres spoilearte, mejor no lo hagas.

Estás advertido.




Una de las cosas que mencioné en el capítulo anterior de Life is Strange 2 era que el capítulo, en sí, me había parecido muy aburrido y que entendía que en esa ocasión sería necesario para poder desarrollar mejor la historia de los próximos capítulos.

Pues bien, realmente este capítulo me parecío muy intenso en todos los aspectos. 

Lo primero que pude notar a la hora de jugar, o quizás fue solamente cosa mía, es que habían mejorado los gráficos dentro del juego pero que los bugs que mencionaba en episodios anteriores todavía siguen sin poder resolverse. 

Con una mejora gráfica, nos levantamos en el hospital con una venda en el ojo y varios meses después de que Daniel, nuestro hermano pequeño, hubiese volado toda la plantación secreta y hubiese desaparecido.

El primer pensamiento que se me vino a la cabeza fue: ¿Ya nos han pillado? Y bueno, parece ser que sí. Nos veremos recuperados dentro del hospital pero con un handicap más dentro del juego y es que, por desgracia...bueno, creo que con la venda en el ojo lo dice todo.

Por supuesto, a medida que pasaban los minutos tanto Sean y yo nos preguntábamos a dónde había ido su hermano y qué haría ahora o qué pasaría, si al final lo llevarían a la cárcel o si se centraría la historia en Daniel.

Por suerte, y para seguir con la historia, Sean consigue escapar no sin antes tomar una desición muy, pero que muy difícil. 

Por desgracia, las cosas siguen igual de mal: nos escapamos, la policía nos sigue buscando. Nuestros compañeros de campamento nos ha dejado algunas cartas y ahora tenemos que seguir sumando pequeños delitos y cuidar de nuestro ojo que necesita atención extra para curarlo del todo.

Esta parte me parecía bastante buena y, comprensible, si querían que continuara la historia pero realmente el desarrollo era muchísimo mejor. 

Cuando por casualidad en el hospital, gracias a una pista descubrimos donde está nuestro hermano, se mete dentro una historia de sectas y es de ahí en donde aparece 'Faith'. Desde luego que el poder sobrenatural que tiene Daniel no iba a pasar desapercibido y, uno de nuestros compañeros que trabajaba con nosotros, lo atrajo a esta iglesia en donde cuidarían de él y sacarían provecho diciendo que era el nuevo emisario de Dios.


Creo que estaba acostumbrada a que la situación fuese los hermanos contra los problemas que le aparecían en su viaje y no, esta vez, en donde los hermanos estarían separados y sería una situación en donde Sean debía recuperar de vuelta a Daniel.

Es a partir de aquí en donde la historia me pareció una montaña rusa de emociones: Daniel que reniega de su hermano, el descubrir esta secta en donde se aprovechaban de Daniel y la líder de todo la cual tiene un pasado turbio y algunos de su 'séquito' en donde precisamente no predican mucho con la palabra del señor.

Todo esto, en mi opinión, hace mostrar una madurez de Sean dentro de este capítulo en donde no solo tendrá que aguantar algunos palos que se le viene, sino también la repentina vuelta...de su madre. Esto es un punto realmente precioso dentro del juego y que tiene muchas pinceladas: la emoción, el rencor, la ira, reproches... podemos decidir realmente qué sabor darle a esta parte del juego y qué hará Sean al respecto.


Todos estos momentos tan personales dentro de la historia de cada uno ha dejado imágenes increíbles y algunos momentos en donde poder disfrutar del escenario, la música y ese preciso momento antes de adentrarnos, en lo que puede ser, otra odisea más para los hermanos.

Este capítulo me ha parecido realmente increíble ya que ha sido una montaña rusa de emociones. Sin embargo, ha sido extremadamente corto para todo lo que hemos tennido que esperar.

He sentido que el capítulo anterior fue demasiado largo y lento y, en este, demasiado corto e intenso, haciendo ver en el trailer como si ya llegase a su final. 

Desconozco cómo se va a desarrollar,  y realmente espero que tenga un final feliz, pero está el temor en que hayan desarrollado de golpe historias nuevas con un final rápido y momentos como la reaparición de su madre que no ha tenido tanto protagonismo como debería tener.

Mientras tanto y por desgracia tocará esperar hasta finales de año para poder jugar el último episodio. Solamente espero que, ya que no veremos cambios en los bugs de los audios y subtítulos, que al menos la historia pueda ser disfrutada y que tenga un poco más de duración.





Comentarios