ANÁLISIS - Yuppie Psycho



La verdad es que este juego me tomó  por sorpresa ya que, hasta que no salió no supe de su existencia. Me avisaron de Yuppie Psycho porque saben que adoro este tipo de juegos.

Para hacerlo más simple, Yuppie Psycho es un juego pixelado de Puzles, de miedo, pero de miedo de admitir que he soltado algún gritito y de tener que sobrevivir a este primer día de trabajo.

Durante toda la historia seremos Brian Pasternack, un joven que ha sido seleccionado para trabajar en Sintracorp, la empresa más grande del mundo y, realmente, nos tienen un trabajo un tanto inusual.

Ahora bien, profundizando un poco más sobre el juego, la historia me ha gustado bastante. Me ha tomado por sorpresa la personalidad de muchos de los compañeros y los giros que dan algunas de las conversaciones ya que, sin lugar a dudas, te hace muchas veces entrar en tensión, te toma por sorpresa o realmente te hace pensar qué está pasando por aquí.

Cada personaje es muy bueno e incluso acabas tomándole cariño a alguno que otro y ganas de estrangular a otros tantos, haciendo incluso creer que todo lo que pasa es a causa de ellos, hasta que aparece otro y, nuevamente, logra confundirte. Por lo que, realmente, acabas encontrándote con personajes distintos, bien definidos y que, desde luego, te hará cambiar de opinión muchas veces sobre quién está detrás de todo lo que ocurre.

Aunque el tema de la historia para mí no es algo tan original, sí es cierto que la manera en la que está desarrollada es muy buena, en el sentido de, aunque la frustración se presente en algún puzle o en algún nivel, las ganas de ver qué pasará después de hacer eso están ahí.


Sin embargo, el peso que tenía para mí la historia y el llegar al fondo del asunto era muy importante y era la principal motivación para continuar avanzando y repetir fases de ser necesario. Sentí que, tanto al llegar a la parte importante como al final de la historia, pasó demasiado rápido en comparación al nudo de toda la historia. Quizás de la manera en la que se planteó era suficiente, pero realmente hubiese estado genial alargar un poco más la historia y que no fuese algo que finalizara tan pronto.



Algo peculiar con lo que me encontré en el juego es que no tendremos la libertad de guardar la partida siempre que queramos ya que, para ello, tendremos un papel especial, el "Papel de Bruja" el cual es el que nos permitirá fotocopiar (en una fotocopiadora, por supuesto) nuestra alma y estar a salvo por si llegamos a morir en algún punto (recuerda siempre mirar estas fotocopias, es bastante interesante lo que te puedes llegar a encontrar).

Este aspecto es algo que me tomó por sorpresa ya que anteriormente no había jugado a algún título que realmente me hiciera pensar cuándo era el momento adecuado para guardar. Cuándo creía yo que era necesario gastar este valioso papel para seguir avanzando o cuándo ya había avanzado lo suficiente y no quería volverlo a repetir.

Sin lugar a dudas el miedo lo tenía siempre en el cuerpo. Aunque tenemos de sobra, sí hay veces que por miedo llegas a guardar cada medio segundo y, otras veces, te toma por sorpresa algunas situaciones dentro de la historia que te harán repetir un buen trozo del juego y realmente replantearte tu existencia.



Los puzles realmente no son complicados, ni tampoco aburridos. Son algunos frustrantes y me parece sublime la manera que han tenido de combinar junto con los puzles, las imágenes y un sonido ambiental que te hace estar en tensión y he de admitir que alguna que otra vez he gritado. Por lo que, creo que en este aspecto han hecho un trabajo más que increíble.

La jugabilidad tampoco es algo del otro mundo ni es nada difícil de aprender, y tampoco es que debería ser complicado para este tipo de juegos. Tendremos algunas habilidades como escondernos y podremos hacer uso de algún que otro objeto de manera puntual, pero nada más.

Si necesitáis un resumen rápido sobre el juego y si realmente es rentable hacerte con él, la respuesta es: SÍ. Aunque hayan aspectos negativos, estos no superan a todos los aspectos positivos que tiene y lo mucho que se disfruta a la hora de jugarlo.

Si tuviese que destacar algo, para mí sería el hecho de que, sin ser un juego hiperrealista han conseguido tenerte en tensión y pasar miedo en muchas de las situaciones, forzándote a poner todos tus sentidos aunque realmente no lo necesites porque, la adrenalina y ese sentido de supervivencia están ahí.

Tenéis Yuppie Psycho en Steam por 16,66E en Steam y también en otras plataformas como Nintendo Switch, PS4. También para Linux y MacOS.


  • Imágenes usadas para la reseña [1]
  • Web de Yuppie Psycho [1]











Comentarios