ANÁLISIS - The Low Road



Hace mucho tiempo que no sabía cómo empezar a la hora de hacer una reseña, pero es que realmente no sé qué hablar primero sobre este juego.

Así que, como todos dicen, vamos a empezar por el principio.

Como muchos juegos indies una no sabe qué empresa es ni qué han hecho anteriormente por lo que siempre acabo descubriendo algo nuevo. En esta ocasión se trata de XGEN Studios, una empresa canadiense que se fundó en el 2001 y la cual ha creado el juego del que voy a hablar hoy: The Low Road.

Este juego se encuentra ambientado en el año 1970 en el mundo automovilístico y entraremos en una aventura gráfica de "point-and-click" en donde, como espías corporativos que somos, deberemos adentrarnos y resolver un caso a través de puzzles y debates morales.

Nosotros seremos Noomi Kovacs, una agente que en 1976 tras finalizar su carrera obtiene su primer trabajo en Penderbrook Motor's Division. Por supuesto, al ser la nueva dentro del equipo, nuestras tareas se verán limitadas pero Noomi no quiere eso, y es que ella ha estudiado para ser una espía e ir a la acción, no para tener que estar encerrada dentro de una oficina.



Y ahí es realmente cuando todo comienza. Con unos gráficos en 2D inspirados en los dibujos de los años 70, comenzamos a sumergirnos en la historia, teniendo que enfrentarnos a los distintos puzzles para ir consiguiendo nuestros objetivos o, en muchas ocasiones, teniendo que cambiar a otro personaje, Turn, nuestro compañero.



El desarrollo de la historia no es algo que vaya fuera de lo distinto. Es decir, se desarrolla de una manera lineal y dentro de todo lo que ocurre se nos plantean algunos casos o historias realmente absurdas, pero que para nada es algo malo. Son puntos que realmente no te lo esperas dentro del juego y que al final acabas tú mismo tomándolo como algo serio, porque te metes dentro del papel de estos agentes.

Y eso es algo realmente que me gustó y no me di cuenta hasta que tenía la necesidad de continuar con la historia. Aunque no fuese nada nuevo ni nada diferente de lo que podamos jugar o hayamos jugado en otros títulos, la personalidad tanto de nuestro personaje de los que nos rodean es algo único y el punto estrella se lo da el doblaje.

No solamente tenemos personalidades diferentes y siempre tendremos a ese que nos parece un arrogante, o aquel otro que realmente no entiendes por qué te dan ganas de darle con una sartén en la cara por culpa de como es, sino que también esto lo complementa el doblaje de todos los personajes.


Cada uno de ellos tendrán un papel dentro del juego y jamás estarán porque sí, aunque sea algo poco relevante, siempre podrá aportarnos algo nuevo o un puzzle que deberemos resolver.

¡Los puzzles! Aprovechando que he podido sacar este tema, es algo que también caracteriza mucho a este juego. Habían bastantes puzzles, visualmente variados pero si hablamos de lo mecánico y de cómo deberíamos resolverlo era casi todo muy similar. Te hacía pensar, eso desde luego, pero una vez pillabas el truco ya realmente es algo que podías aplicar a los que te fuesen apareciendo a lo largo del juego y resolverlo al instante (casi).


Quizás también lo malo que podría mencionar al respecto sobre esto es el hecho de que, de primeras, te quedas totalmente perdido. Usualmente los controles son algo sencillo pero no sabes el punto al que tienes que llegar o cuál es el propósito de esto, por lo que no sabes realmente lo que el juego busca de ti.


También otro punto negativo que podría mencionar al respecto son los bugs. Es algo que pasa con todos los juegos de una forma u otra, pero realmente esto es algo molesto. Cuando terminé el puzzle del capítulo 4 y me disponía a ir al capítulo 5, la música sonaba y aparecía la pantalla de carga pero... Nada más.

Y así me pasó una, dos, tres, cuatro veces. Repetía el puzzle pero todo se quedaba ahí. Reinstalé el juego también y nada. Se quedaba igual.


Eso sí,  en todo momento XGEN se dispuso a contactar conmigo, a intentar solucionar el problema y ver qué estaba ocurriendo. Por suerte, tras un día desesperada por continuar el juego pude solucionarlo tras realizar un escáner en Windows y reiniciar el ordenador (ni idea, yo tampoco lo entiendo).

Pero tampoco todo lo que se va a decir al respecto es malo ya que el juego me dejó una buena sensación y me sentí un poquito vacía cuando me tuve que despedir de Noomi y Turn.

Los diálogos son relamente buenos, aunque no te esperes que esté en español. Solamente lo encontraremos en inglés y francés y aunque tengan algunas frases que quizás para algunas personas puede ser difícil de entender, no es nada que no te pueda parar a la hora de progresar ya que, aunque te equivoques al elegir una línea de diálogo, no te perjudicarán por equivocarte y siempre podrás elegir otra de las opciones.

Por supuesto, otra de las cosas que te cautivan dentro del juego y me pareció algo favorable son sus gráficos. Con esta inspiración de los dibujos de los 70 y los colores usados dentro del juego, debo decir que me parece algo precioso.

También cabe destacar la música, ese gran olvidado a la hora de hablar de juegos y es que yo siempre le digo que tiene un estilo muy western.

En todo momento tenemos alguna banda sonora de fondo, música instrumental o con voces que se nos cuelan por ahí dependiendo del momento. Tiene un listado inmenso de canciones que podemos disfrutar y comprar ya que tenemos el pack con la banda sonora.

En definitiva, si tuviese que recomendar The Low Road, lo haría. Es bonito, es entretenido, con un buen gusto en gráficos y música que merece la pena probar.

Está en Steam por 13,99E aunque yo, al menos yo, esperaría a que hiciesen una rebajilla al juego. También decir que, se encuentra en Steam tanto para Mac como Windows y, recientemente, para la Nintendo Switch,

Os dejo por aquí la página oficial del juego ya que detalla más aspectos del mismo y tiene más curiosidades que vale la pena leer:




Comentarios