ANÁLISIS - Burly Men At Sea




Burly Men at Sea es uno de esos juegos que tenía ganas de jugarlo y desconectar un rato. Tuve la inmensa suerte de que me lo pudiesen regalar, algo que te ayuda a disfrutarlo mucho más, por lo que tras esto no tardé en instalarlo y darle un intento.

Desarrollado por Brain&Brain y hasta hace nada, además de estar disponible para Mac, Vita, estaba  gratis en PS4 y también se encuentra en Switch. ¡Ah! Creo que se me olvida que también está para móviles.

Este título es un cuento popular basado en el folklore Escandinavo en donde nos encontraremos como protagonistas un trío de hermanos grandes, muuuy grandes y barbudos enlazados al mar puesto que  son pescadores. La historia, la cual comienza debido a un mensaje misterioso en la botella, nos llevará por diversas aventuras acompañados de estos hermanos, unos gráficos muy simples pero permitiéndonos interactuar con el entorno y con la opción de poder re-jugarlo.


Las interacciones que obtendremos con el entorno serán mínimas. Unas líneas escuetas pero suficientes que intercambiaremos con otros personajes e interacciones con la fauna del juego que, en muchas ocasiones, se volverá divertida. Un ejemplo de esto son las gallinas, que si las asustamos pondrán huevos y nosotros podemos hacer que salgan pollitos de él.

Los sonidos son igual de simples que sus gráficos. Me resultó realmente curioso y, la verdad es que queda genial, que en esta aventura narrativa muchos de sus sonidos fuesen hechos sin necesidad de instrumentos. Sonidos de máquinas de café hechas con la propia boca o de un martillo. Resulta interesante y, realmente, algo curioso, tierno y que le da aun más encanto al propio juego.

Aunque sean los sonidos de esta manera, los intrumentos en muchas ocasiones también ocupan lugar y, la banda sonora, es algo destacable sin lugar a dudas. 

Resultado de imagen de burly men at sea


Otra característica interesante que puedo  comentar es la manera en la que nos vamos moviendo por las escenas. En esta ocasión debemos ir deslizando la pantalla  a un lado y a otro para que nuestros personajes se dirijan al sitio. No solamente se trata de apuntar pero podremos ir alargando el escenario con solamente deslizarlo al lado que queramos.

Y. por supuesto, mientras realizamos esto y dependiendo de nuestras acciones y a donde vayamos cambiará el rumbo de la historia, algo que realmente nos hará descubrir nuevas interacciones con personajes repetidos y distintos sitios. Pero tampoco es que haya una variedad demasiado amplia en todo esto.

Sin embargo, aunque hayan muchas cosas buenas que destacar como las que he mencionado anteriormente, también hay una que me pareció realmente negativa: su traducción.

He estado leyendo a muchos que opinan que esta historia les ha  parecido inmersiva y que eso es algo muy positivo, pero, en mi caso, no fue así.

Resultado de imagen de burly men at sea

Si bien disfruté en todo momento de su música, su estética y todo lo que esto rodea, la historia no fue algo que me permitiera sumergirme al 100% con estos hermanos en sus aventuras.

Podemos jugarlos en diversos idiomas y es totalmente comprensible que muchas veces un juego no puede contar  con una localización perfecta y que muchas veces solamente podemos disfrutarlo en inglés, por lo que, por un lado, es algo bueno que se pueda disfrutar en español para aquellos que no sepan inglés pero, por el otro no lo es debido a los fallos tan graves  a la hora de traducir.

Sin centrarnos mucho en ello ya que así no parecerá que echo piedras al juego, en alguna que otra ocasión en vez de poner "los hermanos Barbas", me encontraba con "los hermanos BABAS". Algo cómico, pero quizás un poco triste por no haber una revisión presente.

Sin hacer esto demasiado largo, Burly Men at Sea es un juego del cual disfruté y que tiene muchos toques que realmente te hacen disfrutarlo y cogerle cariño a estos personajes. Sin embargo, el precio de 9.99E en Steam no me parece como algo muy rentable por lo que esperaría a una pequeña rebaja.

Aun así, estoy segura de que disfrutarás de su historia y lo que le rodea.


Comentarios