ANÁLISIS - Behind Every Great One


Gif de Deconstructeam


Realmente no tenía pensado escribir un post durante estos días y menos sobre algún juego, ya que no había sentido que debía escribir algo sobre algún título de los que he estado jugando de manera reciente.

Sin embargo, leyendo como de manera diaria en Voltio.com pude encontrarme con un análisis de Behind Every Great One y, justo acabo el primer párrafo, pude ver que eran de los creadores de The Red Strings Club por lo que tuve que detenerme en ese momento e ir corriendo a por él.

The Red Strings Club, por cierto, es un juegazo que si no lo habéis jugado, no sé a qué carajo estáis esperando, de verdad.

Pero centrémonos en lo principal: Behind Every Great One.  Un título realizado por Deconstructeam para Ludum Dare 42. Al ser creado para una gamejam, por desgracia no llegaron a tiempo para presentarlo por lo que, tras pulirlo un poco decidieron presentarlo como un mini juego gratuito para todos nosotros.

¡Y gracias por esto! Porque ya adelanto que vale la pena poder invertir un poco de tu tiempo en esto.

Cuando el amor no lo es todo

Gabriel y Victorine son la pareja que protagonizarán este juego en donde, Gabriel, es un artista que está en su mejor momento, teniendo éxito y pensando en sus siguientes obras. Victorine, una chica que realmente no tiene pasión por nada y no la encuentra por lo que se dedica en cuerpo y alma a su casa y su marido.



En esta ocasión se habla de quién está detrás de alguien con éxito, de esa musa que le hace crear piezas increíbles y, por supuesto, esa es su Vic, su mujer.

Sin embargo, aunque para Gabriel su mujer es alguien quien ama, de manera inconsciente tiene una actitud hacia ella que la hace ser en la relación una persona sin voz ni voto.

Y es ahí cuando comenzaremos a vivir la vida de Vic, cuando veremos que su marido, absorto en su éxito y en su propio ego, solamente nosotros serviremos para recibir órdenes de manera indirecta, en donde nuestra labor será, bajo sus mandatos, no arruinar sus futuras obras no entrando en su estudio, regando las plantas, limpiando la casa, asegurándonos que la camisa buena de nuestro marido esté impoluta.

Victorine no encuentra una pasión pero es que, desde el primer momento, sabemos que ni siquiera encuentra la felicidad.


Imagen de  Deconstructeam


El egocentrismo como personaje principal

El juego es corto, de aproximadamente una hora (perdón si es menos o si es más), y realmente es la duración perfecta para hacerte llegar un mensaje claro y conciso. Al jugarlo no solamente encontramos una muestra del artista y su egocentrismo, sino, más bien, una reivindicación en esta ocasión de la mujer y de su papel en mucho de los entornos de su vida.

Apartada en la casa, su marido asegura que al tener una posición privilegiada dado que tienen dinero, está bien que solamente se mantenga cuidando el entorno en donde viven. Pero Victorine es una red de comentarios negativos y de ingratitud en todo momento.

Aunque esta pareja se quieran, la vemos llorar durante el juego, viendo como con sus interacciones plasman las realidades de muchas vidas: los sentimientos de él son los que realmente importan en todo momento, sus necesidades sexuales y su obsesión por sus proyectos y su arte; quedando así en un segundo plano lo que ella siente, lo que ella quiere y, desde luego, el poder sentirse valorada en su entorno.

Ella, sin embargo, viendo como cambia el plano de la cámara podemos ver cómo nos sentimos ante diversas situaciones o momentos del día, viéndola llorar y viendo cómo lleva encima unas responsabilidades que nadie agradece, y unos sentimientos que a nadie le importa. Sin ser un título nada largo, sí es cierto que lo que demuestra ahí es una clara reivindicación y es una buena forma de poder no solo jugar a algo, sino aprender también algo.

Tras verla pasar por estas situaciones, podemos comprender al final del juego que realmente el feminismo está presente y que plasma esas situaciones cotidianas pero tan machistas que muchas personas han pasado, pasan y seguirán pasando por ellas.

El egocentrismo de un artista, el egoismo en los sentimientos y la prepotencia en el ser humano es alguno de los rasgos que veremos presentados aquí.

Pueden jugar a este título haciendo click aquí y no solamente eso, sino también explorar otros títulos después de haber disfrutado de este Behind Every Great One.

Comentarios